EL BLOG DEL OTORRINO

In scientia autem scitote. Nos crescere facit scientiam.
drmagri@carlosmagri.com



DEBIDO A UN PROBLEMA INFORMATICO SE HAN ELIMINADO LAS FOTOS, TODAS, DEL BLOG EN EL MES DE OCTUBRE !!!

INTENTARÉ RECUPERARLAS SI ES POSIBLE...

lunes, 25 de abril de 2016

Como ronca!!!!! Qué podemos hacer...

Ayer vimos porque roncamos. Vamos a ver hoy que provoca los ronquidos y las apneas si las hacemos, esas paradas cortas de la respiración durante el sueño.
Quien realmente sufre es el que está al lado... La pareja es quién al final no duerme. Es quien al final sufre el ronquido del vecino. Y en ocasiones llega aprovocar problemas de pareja, se empieza por cambiar de habitación para dormir y se acaba... El ronquido, como veis, puede ser un problema serio en una pareja así que, si tu vecino de sueños ronca y no te deja descansar, no dudeis en ir al otorrino.
,

Sí, la pareja sufre también el ronquido pero es la persona que ronca quien padece sus consecuencias. Como vimos anteriormente el ronquido simple no es patológico en sí. Cuando aparecen apneas, pequeñas paradas respiratorias durante el sueño, sí que es ya patológico y nos obliga a profundizar para llegar al diagnóstico y poder tratarlo. Es en este caso que debemos acudir al otorrino.
Llamamos Síndrome de Apnea-Hipopnea del Sueño (SAHS) al cuadro clínico que presenta una somnolencia excesiva, trastornos cognitivos-conductuales, trastornos respiratorios, trastornos cardíacos y metabólicos o inflamatorios debidos a episodios repetidos de obstrucción de la vía aérea superior durante el sueño. Se producen pequeños despertares inconscientes que son los causantes principales de los síntomas como la somnolencia diurna. Otro factor determinante es que al no entrar suficiente aire  la presión o el nivel de oxigeno en sangre va descendiendo, con los consiguientes problemas asociados sobretodo cardíacos. Para poder decir que tenemos un SAHS nos debemos apoyar en estudios objetivos como la polisomnografía estándar o la polisomnografía cardiorrespiratoria. Estas pruebas nos dan unos valores que nos sirven para definir este síndrome: el índice entre las apneas y las hipopneas (paradas de menor duración) ha de ser mayor a 5. Los mecanismos por los que se produce el SAHS no están totalmente esclarecidos y se postula por un origen multifactorial donde se imbrincan factores anatómicos y funcionales.
Estos son algunos de los síntomas que definen esta enfermedad y los posibles factores asociados:

Síntomas y signos frecuentes  Anamnesis y exploración física básica 
Ronquido estruendoso  Antecedentes de interés (especialmente cardiopulmonares) 
Apneas presenciadas  Clínica relacionada con el SAHS (Escala de Epworth) 
Excesiva somnolencia diurna  Hábitos de sueño (horario, siestas, higiene del sueño) 
ObesidadVariables antropométricas (IMC, perímetro del cuello y cintura) 
Cuello ancho y corto  Distancia hioides-mandíbula (cuello corto), retroposición mandibular. Exploración ORL
Episodios asfícticos nocturnosObstrucción nasal, paladar blando largo. Exploración ORL. Grados de Mallampati
Sueño no reparador
Hipertensión arterialAuscultación cardiopulmonar
 Otros:
- despertares frecuentes
- obesidad
- cefalea matutina
- nicturia
- ...
Calidad de la mordida 
Auscultacion cardiopulmonar
Explorción endocrinológica
Toma de tensión arterial

IMC: índice de masa corporal; ORL: otorrinolaringologia
Hay otros sintomas relacionados con el SAHS como son la diaforesis, sueño agitado, reflujo gastroesofágico, disminución de la lívido, síntomas depresivos, enuresis, disminución del rendimiento profesional y de los estudios, cambios en a personalidad, pérdida dememória, poliglobulia, caídas frecuentes, cansancio crónico, crísis epilépticas, apatía, irritabilidad o náuseas matutinas

En definitiva, el SAHS se define por un ronquido excesivo, unas paradas nocturnas de respiración o apneas, somnolencia diurna asociado a múltiples otros síntomas arriba descritos. 

¿Por qué puede ser una enfermedad peligrosa? Imaginemos a Juan, conductor de autocar o a Pedro, conductor de maquinaria pesada. Esta enfermedad lleva consigo asociada una somnolencia diurna, solo sentarse en una silla o ponerse al volante se duermen… Os podéis imaginar ahora las posibles consecuencias…
En cuanto a la afectación cardiopulmonar, aquí hay una explicación clara de cómo puede afectarnos:





Y, ¿podemos tratarla?
Sí. Hay muchos tratamientos posibles.
Tras haber consultado con el Neumólogo y el Otorrinolaringólogo, tendremos una idea de las posibles causas. En cuanto a nuestra especialidad, podremos resolver algunos puntos como la obstrucción de la vía aérea superior. La desviación del tabique nasal, los cornetes, amígdalas o adenoides grandes, las alteraciones de la lengua (grande o en posición muy posterior), alteraciones de la mandíbula… En estos casos tenemos cirugía. La cirugía de la nariz, de los cornetes o de las amígdalas no es agresiva. Hoy en día se realiza ambulatoriamente. Si presentamos un paladar blando (el arco donde está la campanilla) muy bajo, se realizan técnicas quirúrgicas para resecar el exceso de paladar y dejar el espacio más abierto. Otras, como las que atañen a la mandíbula o al hioides (un hueso que tenemos en la la parte central anterior del cuello), son más complicadas y aparatosas pero con resultados buenos.
El problema de la obesidad nos lo puede resolver el endocrinólogo si no podemos mejorarla por nosotros mismos.
Pero no de los grandes avances en el tema del SAHS es la CPAP, es decir, la presión positiva continua en la vía aérea. Son dispositivos que insuflan a través de la vía respiratoria oxígeno a baja presión con lo que evitan que la vía aérea superior se colapse durante la noche.



Imagen tomada de: http://www.clc.cl/CENTROS-Y-ESPECIALIDADES/Centros/Centro-de-Enfermedades-Respiratorias/Programa-Trastornos-Respiratorios-del-Sueno/que-es-el-cpap.aspx


Las mascarillas han mejorado mucho aunque a veces pueden ser un poco incómodas.

Hay otros factores que no requieren cirugía ni otras medidas agresivas. Algunos son: 
- la higiene del sueño: regular las horas de sueño, irse a dormir a la misma hora cada día, dormir las mismas horas aproximadamente…
- alcohol y sedantes: evitrarlos antes de ir a dormir sobretodo
- enfermedades metabólicas: aquí el endocrinólogo nos podrá ayudar. Alteraciones como el hipotiroidismo, la acromegalia o el sobrepeso son factores corregibles sin cirugía, en la mayoría de os casos.
- taponamiento nasal: no solo la desviación del tabique nasal o los cornetes grandes producen taponamiento. También problemas como la rinitis alérgica o la vasomotora causan mala ventilación nasal que podremos corregir con tratamiento médico.
- posición en la cama: no dormir boca arriba mejora el ronquido.

Si lo que tenemos es una roncopatía simple, sin apneas, muchos de los tratamientos comentados nos servirán. Éstos irán encaminados a mejorar el paso de aire por las vías aéreas superiores. Así la septoplastia, la reducción de los cornetes nasales (puedes verla aquí), la uvulopalatoplastia, la amigdalectomía o los tratamientos médicos para la alérgia son algunos de estos tratamientos. No hemos de olvidarnos tampoco del control de peso (muy importante!!!) o el control de enfermedades metabólicas.

Así que, si tu pareja ronca y parece que se ahoga por la noche, no dudes en traerlo al otorrino!!






Fuentes consultadas: 
Diagnóstico y tratamiento del síndrome de apneas-hipopneas del sueño. Arch Bronconeumol.2011;47:143-56 DOI: 10.1016/j.arbres.2011.01.001
- J. Durán-Cantolla,F.J. Puertas-Cuesta,G. Pin-Arboledas,J. Santa María-Cano,el Grupo Español de Sueño (GES). Documento de consenso nacional sobre el síndrome de apneas-hipopneas del sueño. Arch Bronconeumol., 41 (2005), pp. 1-110




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Seguro que resultará interesante.