EL BLOG DEL OTORRINO

In scientia autem scitote. Nos crescere facit scientiam.
drmagri@carlosmagri.com



DEBIDO A UN PROBLEMA INFORMATICO SE HAN ELIMINADO LAS FOTOS, TODAS, DEL BLOG EN EL MES DE OCTUBRE !!!

INTENTARÉ RECUPERARLAS SI ES POSIBLE...

domingo, 28 de agosto de 2016

Mamá, quiero hacerme un piercing...!!

Mamá, quiero hacerme un piercing...!!

Es una frase muy popular desde hace unos años. O a veces ni se escucha, porque los jóvenes llegan a casa ya perforados.
Piercings y tatoos están hoy a la orden del día. Diría casi que es raro ir por la calle y no ver a ninguna persona tatuada o con un aro en la oreja o la nariz. Los tiempos cambian...

Foto tomada de la red



Pero no es oro todo lo que reluce...

¿Por qué nos hacemos piercings? A saber, cada cual tiene sus preferencias y gustos. Y ya se sabe: sobre gustos, los colores.
Esta moda no es de ahora, ni es que hayamos descubierto hacernos agujeritos en el cuerpo hace dos días... Viene de muy largo. Es difícil saber cuando se empezó a usar las perforaciones como ritual o celebración. las primeras muestras de perforaciones datan del año 709cC. Se han encontrado jeroglíficos donde aparecen la imagen del Jaguar Protector siendo perforado por su esposa, lady Xoc, en la lengua, ritual al que se le llamaba rito de la sangre. Se cree que los esquimales fueron los que originariamente utilizaron este tipo de práctica que ellos denominaban labres. Perforaban a los jóvenes que pasaban a ser adultos para demostrar que tenían cualidades y eran aptos para cazar con lo adultos. Aunque no estaba completamente difundido, eran muchas las tribus que usaban este tipo de perforaciones como rituales.  Las tribus mursi y masai, las féminas, se deformaban los labios con discos que van aumentando de tamaño, y alargan los lóbulos de las orejas llevando unos carretes de gran tamaño. Actualmente también hay tribus como los guerreros Potok que llevan en la boca un disco labial y se atraviesan el tabique nasal con una hoja de árbol. Las mujeres de Nueva Guinea se atraviesan las aletas nasales y el tabique nasal con una espina de pescado.


                                        

Diferentes culturas del mundo muchas veces desconocidas por el mundo occidental usan las perforaciones como práctica ritual o señal de pertenencia a una u otra tribu o a veces para indicar que una persona ya es adulta, como veíamos en los esquimales.
Los mayas se perforaban los labios, nariz y los pabellones con joyas. Los indios Vashinawa se peforaban la nariz con una pluma de colores para indicar su rango y madurez. También los romanos antiguos se perforaban los pezones como muestra de virilidad y fortaleza para sujetar las capas de vestimenta que usaban. Sus mujeres, las de alta sociedad, también se perforaban los pezones para  darles volumen y ser más atractivas.


Esquimal con piercing nasal. Imagen tomada de
http://www.portalnet.cl/comunidad/cementerio-de-temas.635/817293-piercings-historia-de-las-perforaciones.html 


Mujer India. 
Imagen tomada de
http://www.portalnet.cl/comunidad/cementerio-de-temas.635/817293-piercings-historia-de-las-perforaciones.html 



Hoy en día la simbolización de las perforaciones en nuestro mundo hay cambiado, es sólo por razones estéticas y de belleza.
Diferentes materiales se usan, como el bronce en los grandes piercings y en joyería étnica; el titanio ya que es ligero y reacciona poco con el organismo; el "blackline" se usa como alternativa a la joyería;  el zircontwo es más barato que el oro y más duradero, produce menos irritación; el vidrio se ha usado durante miles de años ya desde la época egipcia, pero tiene riesgo de romperse y causar estragos en el cuerpo; el plástico es resistente y en general causa pocas alergias.


https://elcapitanbodypiercer.com/2015/02/11/blackline-jewellery/


Uno de los lugares más comunes de piercings son los pabellones y la nariz. Y es aquí donde entramos nosotros. No para hacerlas sin o para repararlas o curarlas...
Los lugares más comunes para hacerse el piercing son los labios, el pabellón, la lengua, la nariz, el ombligo y los genitales. En general, se puede perforar la piel y tejidos blandos, o agujerear el cartílago. En el cartílago es donde pueden empezar los problemas.
Fijaros en estas fotos tomadas de la red, piergings en lugares insospechados....:

(fotos tomadas de la red)





















(Entre otras webs: https://www.lolwot.com/20-of-the-most-outrageously-shocking-body-piercings/)



Ya veis, curioso al menos...
Pero no es oro todo lo que reluce...
Una vez nos hemos colocado nuestro embellecedor, puede empezar un rosario de dolores de cabeza: Algo tan simple como hacer un pequeño agujero en nuestro cuerpo nos puede acarrear algunos problemas a veces más importantes de lo que nos imaginamos.
El principal problema de esta moda es la infección. Pero hay otros problemas como los queloides o los desgarros, transmisión de enfermedades como la hepatitis, relación con cáncer de piel, endocarditis (afecciones cardíacas)...




https://dbdermatologiabarcelona.com/tratamiento-del-queloide-de-la-oreja





En nuestro campo, la ORL, la infección es lo más frecuente. Especialmente importante es la infección del cartílago o su recubrimiento, el pericondrio. Hay cientos de páginas en la red que te explican como ponerte un aro en el pabellón. Pero pocos como tratar sus complicaciones.
El pericondrio es la capa que recubre al cartílago y lo alimenta. El cartílago no tiene vasos ni nervios. Y el pericondrio, por el mecanismo de imbibición, aporta los nutrientes necesarios al cartílago. Lo mismo sirve para el resto de cartílagos del cuerpo  como los de la nariz. En la nariz tenemos los cartílagos alares, en las narinas o alas nasales, los cartílagos cuadrangulares o el cartílago del tabique nasal.


Al perforar el cartílago, también perforamos el pericondrio. Y esta 'herida' es la responsable de la entrada de gérmenes. Esta puede ser la entrada de la infección. Habitualmente tras el piercing se les recomienda lavados de la zona durante un periodo de tiempo para evitar precisamente estas infecciones.



Con una simple búsqueda en google puedes encontrar unas cuantas páginas donde te explican qué debes hacer tras colocarte el adorno.


La infección del cartílago y su pericondrio puede ser un problema importante que incluso requiera hospitalización para tratamiento endovenoso. El principal agente causal de la infección es la Pseudomona Aeruginosa. Ésta la encontramos en las infecciones banales como la otitis externa típica del verano y se trata con gotas oticas antibióticas. En el caso de que tras una perforación del cartílago se infecte, la Pseudomona afecta el pericondrio y se establece la pericondritis. Necesitamos dar antibiótico que combata esta Pseudomona, a veces de forma hospitalaria, y esperar que la infección no se extienda a través del pericondrio. Este es el riesgo que podemos encontrarnos en estas situaciones.


Pericondritis. Foto tomada de High” ear piercing and the rising incidence of perichondritis of the pinna




Queloide. Foto tomada de High” ear piercing and the rising incidence of perichondritis of the pinna


Infección. Foto tomada de High” ear piercing and the rising incidence of perichondritis of the pinna





La pericondritis puede al final llevarnos a un desastre de pabellón, lo que llamamos la 'oreja en coliflor'. Es cartílago se infecta, se desestructura y puede su soporte. Queda entonces una oreja blanda, desestructurada, sin forma, igual que puede pasar con la nariz.


http://revistadeartesmarcialestaodo.blogspot.com/2015/07/salud-orejas-de-coliflor-en-las-artes.html


https://www.msdmanuals.com/es/hogar/trastornos-otorrinolaringol%C3%B3gicos/trastornos-del-o%C3%ADdo-externo/pericondritis



En la nariz nos pasa lo mismo, los cartílagos alares, donde más frecuentemente colocamos los atuendos, también se infectan y pueden perderse.






En el caso de que lleguemos al a situación extrema de la destrucción del cartílago, nada podemos hacer salvo cirugía reconstructiva. Para ello, en términos generales, reconstruimos el defecto causado con el piercing con trozos de cartílagos de otros sitios como son el septo nasal, el otro pabellón o incluso se toma cartílago de las costillas, cirugía bastante agresiva para el problema que lo ha causado...


La moda del piercing, reciente en nuestro mundo occidental, es muy bonita e incluso agradable a la vista si todo va bien. Pero si tenemos un problema, la cosa cambia....




Ya sabéis que para gustos....











Fuentes:
- Onco Targets Ther. 2016 Aug 2;9:4793-6. Cutaneous basal cell carcinoma arising within a keloid scar: a case report. Goder M1Kornhaber R2Bordoni D3Winkler E1Haik J1Tessone A1.
Microbiol Spectr. 2015 Dec;3(6). Infections from Body Piercing and Tattoos. Patel MCobbs CG.
Medicine (Baltimore). 2015 Nov;94(47). Transmission of Hepatitis B and C Virus Infection Through Body Piercing: A Systematic Review and Meta-Analysis. Yang S1Wang DZhang YYu CRen JXu KDeng MTian GDing CCao QLi YChen PXie TWang CWang BYao JThreapleton DMao CRuan BLi L.
Int J Dent Hyg. 2016 Feb;14(1):74-5. Incorrect application of epidemiologic concepts in The Incidence of Complications associated with Lip and/or Tongue piercings: a systematic review. McIsaac KE
- Infez Med. 2015 Sep;23(3):275-9. Endocarditis and meningitis associated to nape piercing in a young female: a case reportMariano A1, Pisapia R1, Abdeddaim A1, Taibi C1, Rianda A1, Vincenzi L1, D'Offizi G
J Cosmet Dermatol. 2016 Mar;15(1):78-81. Foreign body reactions may not influence the keloid recurrence. Park TH1,2,3Lee B4Park JH5Rah DK1.
Can Fam Physician. 2006 Aug 10; 52(8): 974–975. Case Report: Infected ear cartilage piercingDonna P. Manca, MD, CCFP, MCLSC, FCFP, Michelle Levy, MD, CCFP, and Khalida Tariq, MBBS, FCPS
BMJ. 2001 Apr 14; 322(7291): 906–907. “High” ear piercing and the rising incidence of perichondritis of the pinna. Junaid Hanif, specialist registrar, Adam FroshC MarnaneK Ghufoor, R RivronG Sandhu.
Perforation of nasal septum secondary to lupus vulgaris: A rare entity. Ramesh Kumar, Saurabh Agrawal, Amrinder J Kanwar.20 12  Volume : 13  Issue : 1 Page : 41-43.

Cases J. 2010; 3: 37. Complication of nasal piercing by Staphylococcus aureus endocarditis: a case report and a review of literature. Battagin Giuliana, Sarmati Loredana, Sordillo Pasquale, Picchi Giovanna, Calisti Giorgio, Ceccarelli Laura, Antonio Pellegrino, Nardi Paolo, Chiariello Luigi, and Andreoni Massimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Seguro que resultará interesante.