EL BLOG DEL OTORRINO

In scientia autem scitote. Nos crescere facit scientiam.
drmagri@carlosmagri.com



DEBIDO A UN PROBLEMA INFORMATICO SE HAN ELIMINADO LAS FOTOS, TODAS, DEL BLOG EN EL MES DE OCTUBRE !!!

INTENTARÉ RECUPERARLAS SI ES POSIBLE...

sábado, 21 de mayo de 2016

Se acerca el verano...y las otitis externas !!!

Ya viene el calorcito... Playa, sol, mar...vacaciones....
Qué placer, verdad???

Un sueño.....


- Aaaaarrrgggg..!!!! Qué dolor ...:!!!!! No puedo máááássssss.....!!!

Sí, así es como suelen llegar los pacientes a la consulta en verano tras unos días de playa intensa o muchas horas en la piscina.... Y es que llegan con la pesada Otitis Externa Aguda.

Vamos a ver que podemos hacer frente a esta molesta patología aunque no grave.

Como vimos en una entrada anterior, el oído lo dividimos en 3 partes: externo, medio e interno. El que nos interesa hoy es el externo. Éste lo componen el pabellón auditivo u oreja y el conducto auditivo externo, al que le llamamos CAE. Aquí, en el CAE, es donde se produce la otitis externa aguda, del nadador o de las piscinas. Se trata de una infección de la piel de este conducto, bastante dolorosa, que no suele extenderse más allá del CAE.
Recordaremos un poco la anatomía de esta zona:

Fuente propia

Lo primero que nos encontramos es el pabellón, con todos sus pliegues cartilaginosos. Su función es la de hacer 'rebotar' el sonido y dirigirlo hacia el tímpano. A continuación tenemos el CAE o conducto auditivo externo. La componen la piel junto con pelos y glándulas ceruminosas. Al principio de éste, en el tercio externo, vemos esos pelos y cera. Los dos tienen una función importante: protección del oído. Es por esto que los otorrinos somos tan pesados al deciros que dejéis la cera en sus sitio. Protegen el oído captando la suciedad del exterior que entra al CAE y la expulsan. También la cera tiene una función antibacteriana. Así que tirar a la basura esos bastoncillos de algodón!!! Al fondo del conducto auditivo se ve el tímpano.

¿Qué pasa cuando se altera esta barrera protectora de la que hablábamos?
Primero, ¿cómo se puede romper esta barrera protectora del CAE?. pues con factores tan sencillos como un bastoncillo de algodón. Rascarse la piel del CAE con esos bastoncillos, la uña, un palito, un clip...puede provocar una mínima herida o laceración en la piel y es aquí donde se inicia la infección. El tener el conducto excesivamente limpio tampoco nos hace bien, estamos quitando esa protección que nos brinda la cera. Otra causa por la que se puede alterar esta barrera protectora en el agua, la humedad y el cloro y otras sustancias de las piscinas que alteran la piel, su estructura y función. Hay otros factores que favorecen la aparición de esta patología:

Factores favorecedores de la otitis externa.
Fuente: Diagnóstico y tratamiento de las otitis externas. Med Clin (Barc). 2006; 126(13):507-13
Al alterarse esta barrera, se produce una entrada de gérmenes que pueden producir al final la infección. Ya tenemos la otitis externa aguda.

Los síntomas pueden ser muy llamativos y nos hacen ir al otorrino sobretodo por el dolor intenso. Le acompañan la supuración (salida de liquido purulento, típicamente de un color verdoso por el CAE), leve picor y enrojecimiento del CAE. El conducto puede llegar a cerrarse si está muy inflamado. No da fiebre, solo ocasionalmente en niños pequeños y lactantes. Si en un adulto aparece fiebre, deberemos estar más alerta ya que podemos tener alguna complicación. Podemos diferencias tres etapas desde el inicio de la otitis:

Fuente: Diagnóstico y tratamiento de las otitis externas. Med Clin (Barc). 2006; 126(13):507-13

Bien. Ahora ya sabemos porque se puede producir la otitis externa.

Diferenciaremos 2 tipo:
- la otitis externa difusa: la más común. Tenemos una inflamación de toda la piel del CAE, con dolor difusa y secreción. Si la dejamos evolucionar ya hemos visto hasta donde puede llegar.
- la otitis externa circunscrita o localizada: es el llamado forúnculo. Es la infección de un folículo piloso del CAE, de esos pelillos de los que hablábamos anteriormente.
La mayoría de las otitis externas agudas (OEA) están causadas por bacterias. Un tanto por ciento menor encontraremos hongos, le llamamos entonces Otomicosis. Ni más ni menos grave. En este caso predomina el picor o prurito frente al dolor. El tratamiento se basará en este caso sobretodo en evitar la humedad en el oído.


Y, ¿como podemos prevenirlas?
La prevención más eficaz es evitar los factores que las pueden provocar. Y los que están en nuestras manos son por ejemplo, evitar los bastoncillos de algodón o rascarlos en oído con lo prometo que tenemos en la mano. Vigilar el baño en las piscinas, sobretodo los niños, que se pasan horas y horas… En personas que suelen tener OEA de repetición, aconsejamos usar tras los baños gotas o ticas a base de alcohol borricada (saturado al 70%) o sustancias similares existentes en farmacia, bajo prescripción médica.
Si ya no estamos a tiempo de la prevención y empieza a dolernos el oído… nos tocará ir al otorrino y suele ser de forma preferente…


Pero que una otitis externa no te prive de visitar cualquiera de las playas de Mallorca o las Baleares… Son un tesoro !!!
Miralas, dan ganas de echarse al agua…


Una guía también en papel muy interesante:
"Todas las playas de Mallorca. 262 perlas por descubrir". Auror: Miguel Ángel Álvarez Alperi. Editorial Laluzenpapel. Edición mayo 2011.




Fuentes consultadas:
-Diagnostico y tratamiento antimicrobiano de las otitis externas.
- Todas las playas de Mallorca. 262 perlas por descubrir. Ed Laluzenpapel, 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Seguro que resultará interesante.