EL BLOG DEL OTORRINO

In scientia autem scitote. Nos crescere facit scientiam.
drmagri@carlosmagri.com



DEBIDO A UN PROBLEMA INFORMATICO SE HAN ELIMINADO LAS FOTOS, TODAS, DEL BLOG EN EL MES DE OCTUBRE !!!

INTENTARÉ RECUPERARLAS SI ES POSIBLE...

lunes, 13 de junio de 2016

Pásame un bastoncillo para del oído...que tengo un picor...!!!

Qué gusto da limpiarse y rascarse el oído con un bastoncillo de algodón.... verdad?
Pero, ¿cuántas veces os hemos dicho los otorrinos que no deben lavarse ni rascarse los oídos y menos con objetos punzantes…?
Es una pequeña lucha que llevamos contra esta práctica extendida de "meterse" cosas en el oído.
Vaya tontería, no? Qué pesados somos lo otorrinos, verdad?

Bueno, no es tanta tontería si vemos lo que podemos hacer con un simple bastoncillo de algodón o una llave o un palillo...



Empezemos por el principio. La cera no nos gusta, verdad? Es…sucia…pringosa... Pero entonces, ¿por qué está la cera en el conducto auditivo externo? ¿Por qué el oído produce cera?
La cera no está porque sí en el oído. Tiene su función  como todo en el cuerpo humano. Esta cera está formada por la secreción de las glándulas sebáceas y ceruminosas del tercio externo del conducto auditivo, por escamas de la descamación de la piel y por restos celulares. Todo esto se mezcla con la grasa de la piel y forma la cera, un material de aspecto céreo y algo pegajoso.
Su función es:
- limpieza: la descamacion normal de la piel en forma de escamas se mezclan en la cera y es poco a poco expulsada hacia el exterior del conducto, por su movimiento de migración.
- proteccion: tiene un pH ácido formando una barrera química. También es una trampa para cuerpos extraños e insectos ya que es pegajosa y tiene mala olor. También tiene función antibacteriana gracias sobretodo a las ceramidas que forman una capa lipídica que cubre toda la piel.
- lubricación: la capa lipídica que cubre la piel facilita la lubricación del conducto




Y fíjate que curioso: las ballenas también producen cera y en capas con lo que es posible saber con que contaminantes se han encontrado a lo largo de su vida, por ejemplo, ya que la cera no la expulsan como nosotros.
Así que ya veis porque es importante tener cera en el oído y no es aconsejable quitarla con bastoncillos, palillos o cualquier otro 'instrumento'. Desproveemos al oído de uno de sus factores de protección.
La cera tiene que quedarse en el conducto y hacer su función. No hay que quitarla. Solo, claro está, cuando se acumula de forma excesiva y forma el tapón de cera. En este caso en cuando entramos nosotros en escena para realizar la extracción del tapón de cera. Hoy en día lo hacemos con unas pinzas o con un aspirador, de esta manera nos aseguramos de no lesionar el conducto o el oído medio, ya que no sabemos que hay detrás ni como está el tímpano, por ejemplo. La extracción con sistema de jeringa y chorro de agua tibia todavía se usa en algunos centros de salud y por algún otorrino.




Y entonces, nos preguntamos ¿por qué tengo esa necesidad de rascarme el oído para quitarme la cera...? Es que me pica...y me da un gustito...
La cera no pica. No es el responsable de que el conducto nos pique. La cera solamente no nos gusta... Y entonces, ¿por qué me pica el oído...?

Hay varios motivos por lo que esto puede ocurrir. En primer lugar tenemos las otitis. El prurito o picor es uno de los síntomas característicos de las otitis por hongos u otomicosis. En esta infección a parte de la supuración y el leve dolor, el prurito es el síntoma fundamental.
Y tenemos, por otro lado, las dermatosis. Bajo este término genérico suelen designarse las enfermedades cutáneas. Entre ellas tenemos:
- eccemas. El diagnóstico de esta enfermedad cutánea corresponde a dos entidades bien conocidas por los dermatólogos, y puede diferenciarse el eccema atópico o constitucional, y el eccema de contacto o  eccema verdadero. La atopia es una enfermedad genética que se caracteriza por manifestaciones de tipo alérgico. Clínicamente la atopia se manifiesta por la asociación de rinitis, asma y una dermatitis o eccema que se caracteriza por dermografismo blanco, sequedad con descamación y sobre todo la existencia de un umbral muy bajo para el prurito, que se desencadena ante estímulos muy variados (toallas, sudor, emoción...). El prurito es su signo constante y marcado y se localiza especialmente en el conducto auditivo externo, aunque puede situarse en los pliegues retroauriculares, y sobre todo infraauriculares. El prurito puede producir liquenificación, que se caracteriza por el engrosamiento de la piel y salida de liquido claro por el oído.
eccema verdadero o de contacto. Este eccema es poco frecuente, y se debe a una alergia de contacto. El diagnóstico puede sospecharse si se observan las vesículas, pero muy a menudo el diagnóstico se establece por exclusión, ante una dermatitis no específica que se agrava a pesar de la aplicación de los antibióticos o antisépticos adecuados. En la práctica, se debe pensar en un eccema de contacto ante toda dermatitis del conducto auditivo externo que se cronifica a pesar de los tratamientos tópicos.



Eccema de conducto auditivo externo

psoriasis. Es una dermatosis eritemato-descamativa frecuente, por lo general familiar. Se caracteriza por un crecimiento anormalmente rápido de la epidermis con escamas, a menudo más grandes que las de la dermatitis seborreica.  Las lesiones predominan habitualmente en el conducto. La abundancia de escamas es muy variable de unos pacientes a otros, y en la misma persona, entre uno y otro lado en el curso de la evolución. A veces se observan verdaderos tapones de escamas que obstruyen el conducto auditivoLas lesiones son pruriginosas, por lo que pueden asociarse lesiones por rascado. El diagnóstico suele ser fácil cuando existen antecedentes personales y/o familiares, y sobre todo por la existencia de lesiones en otras localizaciones.
dermatitis seborreica: es una dermatosis eritemato-descamativa frecuente. La afectación auricular de la dermatitis seborreica es muy común, y afecta a la concha, al conducto auditivo externo y al pliegue retroauricular. No parece tener relación con la seborrea. La lesión clásica es el eritema a menudo pruriginoso, que aparece en el oído. Las escamas suelen ser de menor tamaño que las de la psoriasis. Las lesiones son discretas, pero también pueden acompañarse de lesiones por rascado.

Estas dermatosis se tratan con tratamientos tópicos que nos administrará el ototrrino tras la visita a su consulta. 

Pero, como decíamos antes, el rascarse con un bastoncillo o un palillo puede comportar riesgos evitables. En la consulta vemos lesiones a causa del uso de estos bastoncillos que habitualmente son fortuitas. La perforación timpánica es una de ellas.



Perforaciones de este tamaño o habitualmente  menores son posibles. A la exploraci0on con el endoscopio o microscopio vemos una rotura irregular del timpano con restos de sangre. En el menor de los casos la cadena de huesecillos no se altera y no tendremos una sordera o hipoacusia. Si el traumatismo es importante puede dañarse esta cadena de huesecillos y presentar una pérdida de audicion más o menos importante. En este caso la cirugía será obligada. Y si el traumatismo o golpe es todavía mayor puede producir en el peor de los casos un vértigo por lesion del oído interno. Es raro pero no imposible. Aquí sí que el problema ya se vuelve grave ya que si se produce una fístula (una comunicación del oído interno con el exterior, causa del vértigo y sordera) el tratamiento es más complejo con no todas las garantias de poder solucionar el problema. 
El uso de bastoncillos puede no ser una acción vanal, puede comportar riesgos importantes para tu oído.


Si os pica el oído no os lo rasqueis con objetos punzantes, finos, ni con bastoncillos de algodón. Acudir al otorrino, él os dará la solución.
Si teneis un tapon de cera, el otorrino os lo extraerá de la forma correcta.



Como me dijo el catedrático de ORL durante la carrera de medicina, "los oídos se limpian con los codos".





Fuentes:





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Seguro que resultará interesante.