EL BLOG DEL OTORRINO

In scientia autem scitote. Nos crescere facit scientiam.
drmagri@carlosmagri.com



DEBIDO A UN PROBLEMA INFORMATICO SE HAN ELIMINADO LAS FOTOS, TODAS, DEL BLOG EN EL MES DE OCTUBRE !!!

INTENTARÉ RECUPERARLAS SI ES POSIBLE...

domingo, 2 de septiembre de 2018

La cera de los oídos. ¿Tengo que limpiarla?

La eterna pregunta del paciente, el eterno dilema del médico, el incansable tema en las consultas del otorrino y del supermercado o la playa...

Ya vimos hace un tiempo porque tenemos cera en los oídos y para que sirva. Lo lógico es pensar que el cuerpo humano no fabrica nada en vano... Recuerda que sirve para:
- limpieza: la descamacion normal de la piel en forma de escamas se mezclan en la cera y es poco a poco expulsada hacia el exterior del conducto, por su movimiento de migración.
- proteccion: tiene un pH ácido formando una barrera química. También es una trampa para cuerpos extraños e insectos ya que es pegajosa y tiene mala olor. También tiene función antibacteriana gracias sobretodo a las ceramidas que forman una capa lipídica que cubre toda la piel.
- lubricación: la capa lipídica que cubre la piel facilita la lubricación del conducto

Así que sí, es bueno tener cera en los oídos. Pero ya que somos un poco presumidos, todos..., veamos qué hacer con esta cera.

La respuesta es fácil: NADA.

Bueno...vale.
Vamos a ver un poco más sobre esta cera y cómo manejarla.

La OMS (organización mundial de la salud) apoya (ufff... suerte tengo...) mi propuesta. No debemos urgar en el oído para automanipular la cera:  "El oído es un órgano que se limpia por sí solo y no requiere una limpieza activa. Los oídos únicamente se tienen que limpiar por fuera. No hay que introducir ningún objeto o líquido en los oídos, a menos que lo prescriba un profesional sanitario" (http://www.who.int/features/qa/81/es).

Aún así, hay bastantes estudios al respecto. Sí, se ha intentado establecer si es bueno o no utilizar algún producto para limpieza de los conductos auditivos externos tales como los líquidos o los recientes sprays. 

Y para que veáis que no es un tema baladí, hasta el INSTITUTO MEXICANO DE SEGURIDAD SOCIAL ha emitido un informe detallado sobre el manejo de la cera  impactada en oídos: "Diagnóstico y tratamiento de cerumen impactado. Evidencia y recomendaciones. Catálogo maestro de guías de práctica clínica". También ha elaborado una Guía de práctica clínica para el diagnóstico y tratamiento del cerumen impactado.






La revista Otolaryngology–Head and Neck Surgery ha publicado recientemente un articulo sobre la cera de los oídos: Clinical Practice Guideline (Update): Earwax (Cerumen Impaction). 2017.
Nuestra Sociedad Española de ORL también ha escrito sobre el tema en su Libro Virtual.



¿Por qué somos tan pesados los otorrinos en este tema, algo que parece tan banal como la cera de los oídos?


El tema no es si los bastoncillos son buenos o no, o si son suaves o si son blandos... O de si los modernos sprays de los oídos o las gotas son buenos. No. El tema es si nos podemos lesionar intentando automanipularnos el oído para intentar quitarnos la cera. Es aquí donde el otorrino hace hincapié.
Los que hacemos guardias estamos acostumbrados a recibir pacientes que 'sin querer' (todos los accidentes ocurren sin querer...) se han lesionado el oído cuando estaban limpiándolo con los bastoncillos. 
Aquí es donde no queremos llegar:





Perforación traumática



Pero a parte de una perforación podemos tener también laceraciones o lesiones en el conducto auditivo externo, punto de partida para infecciones.

Otra opción a los condenados bastoncillos, son las gotas ya seas en formato acuoso u oleoso, y los recientes sprays para limpieza de los oídos. Todo ello para intentar quitar esa 'molestosa' cera...
Partiendo de la base de que, como dice la OMS, la cera no se debe retirar del oído a no ser que forme un tapón o que en una exploración otomicroscopica no nos permita ver más allá de esta cera, los estudios mencionados han intentado esclarecer que método es el mejor o el más inocuo para este menester. 





Y el más reciente concluye que parece ser que el uso de gotas para ayudar a eliminar la cera sintomática (esa que molesta porque ha creado ya un tapón) es mejor que otras presentaciones tales como sprays o bastoncillos. Pero no está claro que los productos oleosos sean mejores que los basados en agua.


Así que nada de meteros bastoncillos, clips, tapón del boli, palillo... en el oído y mucho menos a vuestros hijos!!! 

Si os molesta la cera de los oídos, os esperamos en la consulta para retirarla si fuera necesario.






Que pena que se acabe el verano...para quien le guste , claro.





Feliz semana!!






Fuentes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario. Seguro que resultará interesante.